logo

Restitución del Derecho a la Educación

Al retomar el poder el Frente Sandinista en el 2007, una de las prioridades fue la restitución de la gratuidad y obligatoriedad de la educación básica y media, lo cual se reafirmó mediante decreto presidencial número 116-2007, publicado el dos de enero en la Gaceta, diario oficial que señaló textualmente en el capítulo V;
“Que el compromiso del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional de garantizar el goce del derecho humano fundamental a la gratuidad de la educación en los centros públicos de enseñanza a fin de ampliar la cobertura del servicio educativo a todas y todos los nicaragüenses, se ha materializado al prohibirse los cobros de aportes voluntarios en las escuelas públicas del país”.

Para el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional la Gratuidad de la Educación, iba más allá de no cobro a los niños, Jóvenes y Adultos, que acuden a los centros escolares públicos, sino en restituir aquellas modalidades que permitían a los nicaragüenses fuera del sistema educativo, alcanzar nuevas metas educativas.

Dentro de esa restitución del Derecho a la Educación se desarrolla en julio del 2007, la “Campaña Nacional de Alfabetización (CNA), De Martí a Fidel” nombre sugerido por el Presidente de la República Daniel Ortega en homenaje al pueblo cubano, a su héroe nacional y al indiscutible líder de su Revolución.

Este nuevo reto, al igual que en 1980 estaba asignado al Ministerio del Poder Ciudadano de la Educación (MINED), quienes debían erradicar el Analfabetismo en 604,851, iletrados con edad 15 a 65, según el censo 2005 Instituto Nacional de Información de Desarrollo (INIDE).

En esta nueva etapa de la Alfabetización, se contaba con el apoyo de las alcaldías Sandinista donde antes se había iniciado la Alfabetización, además del apoyo de los Asesores Cubanos.

Sin embargo en esta ocasión se requería una organización más completa con una nueva estructura nacional, departamental y municipal, para desarrollar un programa de la magnitud que se deseaba.

Con el apoyo de los hermanos Cubanos y un equipo nacional se inicio el trabajo estructural donde una de las primeras tareas fue definir la Visión de la CNA “DE MARTÍ A FIDEL” que era “Desarrollar entre los alfabetizados una base sólida para alcanzar a mediano plazo, la Educación Básica de Jóvenes y Adultos, contribuyendo a su desarrollo personal y crecimiento económico y por ende, la reducción de la pobreza”.

La Misión planteado con la CNA “DE MARTÍ A FIDEL” fue “Brindar la oportunidad a las personas de 15 a 65 años de edad y más que por diversas razones no tuvieron acceso a la educación, a iniciar el proceso de la lecto-escritura, a través del Método Audiovisual denominado “Yo, Sí Puedo” asegurando con él lo su continuidad educativa”.

El objetivo general con esto fue “Reducir el índice de analfabetismo a menos del 5%, conforme a los parámetros establecidos por la UNESCO. Y declarar a Nicaragua “Territorio Libre de Analfabetismo”, estableciendo una base sólida para alcanzar, a mediano plazo, la Educación Primaria con los alfabetizados y sub escolarizados a fin de lograr su propio Desarrollo como persona y contribuyendo el crecimiento económico y reducción de la pobreza”.

Para lograr el objetivo antes plateado se establecieron Objetivos Específicos, que serian el eje central en esta ardua tarea, estos eran:

Reducir el analfabetismo, mediante la alfabetización de 604,851 ciudadanos iletrados en el ámbito nacional, durante el período 2007-2009 propiciando la participación de amplios sectores socio-económicos, políticos, religioso se instituciones gubernamentales y no gubernamentales.

Brindar oportunidad a personas con capacidades diferentes, a través del Método “Yo, Sí Puedo”, el que incluye sistema de signos para personas con problemas físico–motores y sistema Brayle para novidentes.

Generar un movimiento nacional de apoyo a la Campaña Nacional de Alfabetización que logre integrar las diferentes estrategias institucionales y de otros sectores es en el combate al analfabetismo. Crear condiciones en los alfabetizados para que mejores su calidad de vida en la zona donde residen.

Promover la incorporación, permanencia y desarrollo estratégico de la población femenina a los Puntos de Alfabetización. Respetar la autonomía de las comunidades indígenas de la Costa Caribe, así como de sus raíces culturales Y lingüísticas alfabetizando en Miskito, Mayangna y Creole.

Promover, con la alfabetización, la salud preventiva, la educación sexual y reproductiva, la conservación y preservación del medio ambiente, elevar la producción y la formación de valores humanos.

Conducir a los nuevos alfabetizados a la continuidad educativa a través de las diversas estrategias que desarrolla la DGAEJA.

Regresar a Linea de Tiempo