1877 – LOS PRIMEROS LIBROS

Debe haber sido por ese tiempo que “en un viejo armario encontré los primeros libros que leyera. Eran un Quijote, las obras de Moratín, Las Mil y Una Noche, La Biblia; Los Oficios, de Cicerón; la Corina, de Madame Stael; un tomo de comedias clásicas españolas y una novela terrorífica, de ya no recuerdo el autor, la Caverna de Strozzi. Extraña y ardua mezcla de cosas para la cabeza de un niño”. (Autobiografía)

X