1887 – PRIMER PREMIO

Retorna a Valparaíso donde es nombrado inspector de la Aduana. Se publica Abrojos (Santiago, Imprenta Cervantes) y colabora en la Revista de Artes y Letras. Participa en el Certamen Varela y obtiene el primer premio con el Canto Épico a las Glorias de Chile y un accesit por las Rimas. Se publica también la novela Emelina que no obtuvo premio. Vuelve a Santiago y a fin de año se traslada a Valparaíso nuevamente. Escribe “Anagké”, “Autumnal”, “El Fardo”; “Invernal”, “El Velo de la Reina Mab”, “El Rey Burgués” y “La Ninfa”.

“La impresión que guardo de Santiago en aquel tiempo, se reduciría a lo siguiente: vivir de arenques y cerveza en una casa alemana para poder vestirme elegantemente, como correspondía a mis amistades aristocráticas” (Autobiografía).

X