1889 – REGRESO A NICARAGUA

El 9 de Febrero se embarca de Valparaíso a Corinto, haciendo una breve estadía en Lima, donde visita a Ricardo Palma y al General Eloy Alfaro. Antes de partir escribe su primera corresponsalía para La Nación sobre la llegada del crucero brasileño Almirante Barroso a Valparaíso.

El 6 de Marzo llega a Nicaragua y permanece en León. El 1 de mayo pasa a El Salvador, donde cuenta con la protección del General Francisco Menéndez, Presidente de la República y partidario de la Unión Centroamericana, quien lo designa director del periódico La Unión, creado para difundir los principios integracionistas.

El 1 de Julio llega la noticia de la muerte de Santiago de Pedro Balmaceda Toro, en cuyo homenaje escribirá una evocación A. de Gilbert, que se publicó al año siguiente en San Salvador. “Iríamos a París, seríamos amigos de Armand Silvestre, de Daudet, de Catulle Mendés, le preguntaríamos a éste por qué se deja sobre la frente un mecho de su rubia cabellera; oiríamos a Renan en la Sorbona y trataríamos de ser asiduos contertulios de madame Adam; y escribiríamos libros franceses”, eso sí”.

X