Alina González: Docente de Vocación, comprometida con la Educación y Revolución

Regresar a Noticias

Alina del Carmen González Jirón, es una muestra y un claro ejemplo más de que el sistema educativo en nuestro país, avanza desde el liderazgo y bello rostro de una mujer.

Oriunda de Estelí, González, funge como directora General de Formación Docente del Ministerio de Educación (MINED), un área crucial que lidera la formación de calidad de los futuros docentes, así como el fortalecimiento de las capacidades del magisterio nacional, en busca de avanzar en Rutas de calidad y alcanzar el éxito de los aprendizajes de los estudiantes.

De carácter afable y guerrera incansable frente a la trinchera de la educación, la profesora González inició su vocación docente en los albores del proceso educativo de la Gran Cruzada Nacional de Alfabetización, a sus 16 años,  cuando sin dudar se integró a apoyar esta batalla que emprendía por todo el país el Frente Sandinista de Liberación Nacional, para sacar de la oscurana a la población en la que la tenían durante 50 años sumida el Gobierno Somocista.

“Estaba en la secundaria cuando llegaron a invitarnos a ser parte de la Alfabetización, y sin pensarlo dos veces me integré a este proceso promovido por el Frente Sandinista; me gustó mucho, fue una tarea impactante en la que me di cuenta con cuanta alegría los iletrados recibían nuestra llegada a sus hogares, donde nos tocó acoplarnos a los tiempos de las personas del campo, buscarlo en sus comunidades y es ahí donde despierta mi interés por la docencia”, expresó.

González, añade que el contacto con el pueblo y la experiencia en la enseñanza adquirida durante la alfabetización, le marcaron y trazaron su camino hacia la educación, donde ella misma añade, ha sido incansable en su desarrollo profesional al aprovechar todas las oportunidades de fortalecimiento de sus capacidades y retos laborales, que le ha puesto la vida para aportarlo a la educación de calidad en nuestro país.

Luego de esa bonita experiencia en la alfabetización, añade: En 1990 me buscan para atender un preescolar, proceso en el que aprendí a interactuar con niños; en ese momento me fue de gran utilidad la formación recibida en Asociación de Niños Sandinistas, donde nos prepararon para desarrollar muchas habilidades con las clases de danza, teatro, canto, poesía”, detalló.

Luego de esta le siguieron otras oportunidades que afianzaron aún más su vocación y su experiencia docente, siendo una de estas, ser maestra interina de primer grado, oportunidad que les permitió poner en práctica los conocimientos adquiridos durante su participación en la Alfabetización, donde una vez más asumía la responsabilidad de enseñar a leer y escribir, con amor y paciencia, pero esta vez a los más pequeños. De ahí fui docente de primaria y secundaria, en este último impartiendo clases de Matemática, Química, Ciencias Naturales (…).

Otra experiencia en la docencia recordada por la profesora González fue: “En 1996 ingreso a la Escuela Normal como docente, una sorpresa hermosa porque es ahí donde inicio el proceso de formador de formadores, una experiencia muy bonita, además ahí es cuando asumo el compromiso de ser cada día mejor por mis estudiantes, seguí encaminada en la actualización y en 2007 se me brinda una nueva oportunidad para trabajar directamente con el Ministerio de Educación”.

Destacó que la segunda etapa de la Revolución fue un periodo clave y de desarrollo para el magisterio en cuanto a profesionalización y mejores condiciones de trabajo.

“En 2007 todas las esperanzas que habían sido frustradas por otros gobiernos, volvieron a retomar vida, las recuperamos con mucho entusiasmo y mayor compromiso, sin perder de vista la perspectiva y el origen de nuestra formación, porque gracias al comandante Daniel Ortega, la educación siempre ha sido gratis y eso nos ha permitido superarnos y profesionalizarnos”, apuntó.

González, tiene 29 años en el magisterio y desde sus múltiples experiencias y tareas, ha sido parte de las transformaciones educativas, la cuales ha desarrollado con mucho entusiasmo, cariño y orgullo, una de estas ocupaciones es asumida a inicio de este año, la Dirección de Formación Docente.

“Es una nueva misión, sé que este es un compromiso con mi país, con la Revolución, los héroes y mártires, quienes nos encaminaron en el proceso de una educación con calidad, gratis y para todos. Desde este espacio vamos a hacer mucho, porque hoy la educación tiene razón de ser, contamos con un currículo como país, ajustado a nuestras realidades, centrado en la parte humana, el cual se pone en práctica desde la educación inicial hasta Undécimo Grado”, concluyó.

 

 

Por: Angie Aguirre

 

Comunicación Social

 

 

 

 

Compartir esta publicacion

Regresar a Noticias
X