Diriamba celebra a su patrono San Sebastián

Regresar a Noticias

Cada 19 de enero, Diriamba se viste de tradición, religiosidad y cultura, en celebración a su Santo Patrono San Sebastián, que visita desde su Basílica, a los demás Santos de Carazo, San Marcos y Santiago, para realizar el tradicional tope de los santos.

La mañana inicia con una misa solemne en la Basílica Menor de San Sebastián, posteriormente grupos artísticos del municipio, representando los diversos bailes tradicionales, entran a la iglesia para presentarse ante “Guachan”, diciéndole presente, un año más.

Cientos de bailarines interpretaron la danza del Toro Huaco, otros bailaron Húngaras al son de la marimba, con el sonido del violín otro conjunto deleitó al público con el Güegüense, mientras en una esquina una Vieja hermosa seducía a su amado Viejo, al son de los timbales, güiros y marimba.

Esas, son las danzas que año con año acompañan la peregrinación de San Sebastián, hasta Dolores, para encontrarse con sus fieles amigos, patronos de los municipios de Jinotepe y San Marcos.

Rubén Vásquez, bailarín del Ballet de San Marcos, manifestó, que es el primer año que participan en la festividad y decidieron acompañar  la procesión representando el baile de húngaras, puesto que es una danza que pocos ejecutaban.

Al sonar de la campana, la imagen de San Sebastián salió de su Basílica, ovacionado por la feligresía católica. De forma ordenada avanzó por las calles de Diriamba, guiado por los bailarines y promesantes que daban gracias por las bendiciones recibidas.

Ya sea de rodillas o bailando, los promesantes pagaron un año más su promesa, Javier Pavón, relató, que lleva 18 años bailando el Toro Huaco, como pago de un favor recibido por San Sebastián.

Explicó que la tradicional danza del Toro Huaco “consiste en un rito al cacaste de una vaca que los indígenas mataron, la cual va delante de la agrupación, el mayordomo del baile es el que lleva la tajona y guía a los demás bailarines”, estos se mueven de forma serpenteada por la calle, siendo el mayor atractivo en la festividad religiosa.

Marianela Gutiérrez, vicealcaldesa de Diriamba, comentó que “gracias a la fe del pueblo, todas las actividades de San Sebastián se han desarrollado en un ambiente de tranquilidad y paz, lleno de cultura, tradición y religiosidad”.

Las familias diriambinas, acompañaron a la imagen en su trayecto al tope, disfrutando de la música y bailes, con la tranquilidad de contar con la seguridad que brindó la Policía Nacional.

“Estamos dando cumplimiento a la orientación del gobierno, de dar seguridad a todas las celebraciones que se desarrollen en el departamento, en especial en as festividades de San Sebastián, además de garantizar patrullas en los barrios para que las familias salgan tranquilos con sus hogares resguardados”, sostuvo  Pedro Rodríguez, jefe de la Policía de Carazo.

A las 12 del mediodía, en las afueras de la iglesia de Dolores, se dio el tradicional tope. San Marcos acompañado de Santiago, esperaban la visita de San Sebastián, que a como cuenta la historia es parte de la promesa realizada para que los santos no cambiaran de casa.

La historia relata, que luego de ser encontradas en las costas de Huehuete las imágenes de San Sebastián y Santiago, estas iban a ser dejadas en una iglesia, San Sebastián pertenecería a Jinotepe y Santiago quedaría en Diriamba, pero por voluntad de los patronos, estos cambiaban de iglesia.

Así que se decidió obedecer a su santa voluntad, prometiendo que año con año se encontrarían en sus festividades religiosas.

El tope de los santos, fue motivo de júbilo para el pueblo de Carazo, quienes levantaron pañuelos en saludo a Guachan, Chago y San Marcos.

La virgen de Dolores, también se sumó a la alegría del pueblo, saliendo de su iglesia para recibir a los tres santos. En la iglesia se realizó una misa, y posteriormente San Sebastián regresó a su hogar en la Basílica Menor en Diriamba, cumpliendo así un año más del tradicional tope.

Las celebraciones religiosas de Diriamba, son acompañadas por la gastronomía nacional, con la repartición de comida y bebidas que se les da a los promesantes.

Celso Guerrero, parte del comité de la repartición, detalló, que 24 personas trabajan desde el inicio de las fiestas preparando el tradicional picadillo, nacatamales, arroz a la valenciana, chicha, refresco de jengibre, cajetas, buñuelos y rosquillas.

La festividad en honor a San Sebastián incluyen diversas actividades, como diana, serenata, fiestas populares, y el día 20 de enero, además de la procesión de la imagen por las calles de Diriamba, se goza de la revista cultural que brinda el Ballet Folclórico Nicaragüense del Maestro Ronald Abud Vivas.

Estas actividades demuestran la cultural que posee Nicaragua, dando gran valor a las tradiciones religiosas con manifestaciones artísticas populares, lo cual se promueve desde los centros educativos del país, a través de la Ruta de Arte, Cultura, Identidad y Tradición.

Comunicación Social

Compartir esta publicacion

Regresar a Noticias
X